fbpx

Párate a pensar.

¿Realmente es el coronavirus lo que te está afectando?

Desde el coaching y desde el entrenamiento mental y emocional SIEMPRE vamos a defender que sean cuales sean las circunstancias externas, tu paz y tu bienestar solo dependen de ti.

Desde los antiguos filósofos griegos, se ha defendido que no es lo que pasa lo que te afecta, si no lo que te cuentas en tu cabeza que pasa.

¿Son estos momentos tan especiales, con una pandemia mundial en toda regla, una excepción para estas afirmaciones?

Si y no … te explico

Si, por que evidentemente la situación es complicada.
Nunca en la historia se ha vivido una epidemia que afecte a todos los países del mundo.
Tampoco antes existían los medios actuales para viajar y por lo tanto propagar de una manera tan rápida un virus.
Y tampoco antes existía internet y las redes sociales, que inevitablemente propagan un virus más mortal que el propio Covid 19: EL MIEDO

Déjame dibujarte el escenario tal cuál es, sin expresarte mi opinión, solo datos.

• Habrá miles y miles (algunos dicen millones) de infectados solo en nuestro país
• Habrá miles de muertos
• La economía sufrirá un parón que jamás ha vivido
• Se perderán miles de puestos de trabajo
• Muchas empresas se verán obligadas a cerrar
• Hay cientos de familias que ya hoy, no pueden comprar comida, pagar la luz, el gas …

La realidad es la que es y no podemos negarla.

Con este escenario, creo que sonaría algo frívolo defender sin más la postura que siempre defendemos desde el coaching: “mantén un enfoque positivo pase lo que pase”.

Ahora bien, una vez que tomamos conciencia de la realidad, deberías de preguntarte

¿Me hace bien regodearme en los aspectos negativos de esta realidad?

No te estoy diciendo que la niegues mirando al cielo y diciéndote que todo pasará.

La pregunta que te repito es simple ¿te hace bien regodearte en los aspectos negativos?

Déjame explicarte.

El cerebro no lleva nada bien la intoxicación de noticias negativas.
Y te hablo desde un punto de vista biológico.
La misión de tu cerebro es mantenerte vivo, y uno de sus principales mecanismos antes estímulos externos negativos, es generarte estrés para que huyas de la situación (te recuerdo que de esta no podemos huir).
Si permites que tu cerebro sea bombardeado por constantes estadísticas, noticias, bulos de redes sociales, rumores de grupos de whatshap, etc, va a enviar señales a tus glándulas suprarrenales para que estas segreguen cortisol y adrenalina, entre otras hormonas nocivas.
Tu cerebro quiere protegerte y que salgas corriendo.
Como esto no podrás hacerlo déjame que te pregunte ¿Sabes lo que hacen esas hormonas en tu cuerpo? Entre otras cosas bajar tus defensas (que precisamente deberían de mantenerse en un nivel elevado en estos momentos).

Dicho de otra forma: la sobre-exposición a las noticias actuales, bajan tus defensas, lo que puede llevarte precisamente a la situación a la que tanto temes, un contagio del virus.

¿Ves como no se trata de ser positivo? Se trata de ser INTELIGENTE

Quiero que entiendas algo, y te lo voy a exponer como si fuese un telegrama, creo que así se entenderá de una manera más simple.

• La situación es complicada. Los que hablan de que esto es bueno para el planeta y forma parte de un ciclo natural, con todos mis respetos, son unos fantasiosos.
• Desde pequeño (y aún ahora el sistema) te han entrenado para que te enfoques más en los problemas y menos en que puedes tu hacer para mejorarlos.
• Ese letal entrenamiento te va a llevar irremediablemente a buscar información negativa. El ser humano tiene una necesidad ancestral de dramas y de historias (por eso vende tanto la prensa rosa y los programas del corazón)
• Ese patrón inconsciente de mirar en exceso al problema ,entre otros efectos negativos, hace que bajen tus defensas, elevan tu estado de ansiedad, y te generan nerviosismo y un estado emocional negativo, para vivir situaciones a los que no estás acostumbrados (convivir con tu pareja 24 horas, los niños en casa, no poder salir, etc, etc)

¿Te he dicho en algún momento que seas positivo y que esto pasará pronto?
No, no te lo he dicho …

Te estoy diciendo que seas inteligente. Que comprendas como funciona tu cerebro y que aprendas sus reglas para que puedas ganar esta partida.

Al cerebro no le gusta lo desconocido, no está preparado para la incertidumbre, y un exceso de información genera incertidumbre.
Mientras más te centres en vivir el momento, menos estrés generarás.
Ahora está muy de moda el mindfulness y la meditación, pero te bastaría con concentrarte en cocinar cuando estás cocinando, en sentir y agradecer el agua de la ducha cuando cae sobre tu cuerpo, en saborear la comida y una conversación con el móvil apagado, etc. Total, ahora no tienes prisa ¿verdad?

Si crees que esta recomendación de centrarte en el presente es de un optimista iluso, prueba a seguir viviendo como hacías hasta ahora encerrado entre 4 paredes y ya verás los resultados. No creo que te gusten.

Aprender a gestionar tus pensamientos y tus emociones, es vital para ti.

Quiero que sepas que puedes decidir en que enfocarte ante cada situación.

¿Tu pareja te estresa? Pregúntate si realmente preferirías vivir estos momentos en soledad.
Pregúntale a un anciano viudo si no preferiría tener alguien a su lado que le saque de sus casillas de vez en cuando.

¿Has perdido tu puesto de trabajo? Es duro como voy a negarlo. Pero ¿Qué alternativa tienes? Si te tiras de la azotea no vas a recuperar el puesto de trabajo. Quejarte, llorar, amargarte la vida tampoco te lo van a devolver. No puedes salir a la calle a buscar otro. Solo puedes centrarte en lo que tienes. Estas vivo, y tu obligación es aprovechar estos momentos y prepararte para en cuanto nos permitan salir a la calle posicionarte por delante de otros que no hayan aprovechado como tu. Se inteligente.

¿Necesitas más ejemplos?
Sea cuál sea tu realidad, quejarte no hará otra cosa que empeorar tu situación.
La queja nunca sirve de nada, pero en estos momentos, es más peligrosa que nunca.

No voy a darte consejos para sobrevivir a esta situación compleja.
Con estas palabras solo intento hacerte reflexionar para que seas tu el que busques en tu interior tus propios consejos.

Solo pretendo que no vivas y que no pienses en piloto automático. Hazlo en plena consciencia.

Tienes el poder de elegir tus pensamientos. Elige los que te hagan sentir bien.

Elige salir de esta situación siendo mejor que cuando comenzó. Eso si depende solo de ti.

Te mando el mayor de los abrazos y te deseo plena consciencia.

Aquí te dejamos las preferencias de privacidad en las que puedes revisar las cookies que utilizamos para mejorar tu experiencia en la web

>> Política de cookies <<

>> Más información sobre cookies <<

ACEPTAR
Aviso de cookies